Archivos de la categoría ‘eficiencia’


Map of Districts of Portugal

Map of Districts of Portugal (Photo credit: Wikipedia)

¿Por qué en Portugal funciona la certificación energética de edificios?

A las puertas de la entrada en vigor de un nuevo Real Decreto sobre la certificación energética de edificios nuevos y existentes cuya aplicación y puesta en marcha desata muchas dudas, el camino emprendido por otros países como Portugal, puede servir de guía o ejemplo para emprender el nuestro. Portugal, al igual que el resto de los Estados Miembros, inició este proceso a raíz de las especificaciones contenidas en la Directiva 2002/91/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002 relativa a la eficiencia energética de los edificios.

Según los datos disponibles en la página web creada al efecto, desde octubre de 2007 hasta finales del año 2010 en Portugal se habrían emitido cerca de 365.000 certificados de edificios nuevos y existentes. A esta cifra habrían de sumarse los certificados emitidos durante los años 2011 y 2012, datos que no están publicados pero que, de haber continuado la media mensual registrada en el último año con estadísticas disponibles, 2010, supondrían cerca de otros 300.000 adicionales.

La cifra de certificados emitidos no es la única muestra de un trabajo bien hecho, también lo es la accesibilidad a toda la información relacionada con el trámite del certificado energético para el ciudadano. Por ejemplo, un propietario que necesite certificar su vivienda puede poner un anuncio en la página web para que contacten con él los certificadores que estén disponibles. El propietario sólo tiene que facilitar datos como el tipo de edificio del que se trata, el año de construcción o la superficie de la vivienda, entre otros.

Como alternativa, también permite al interesado buscar un certificador cualificado para la realización del certificado, filtrando tanto por zona geográfica de actuación del técnico como por su especialización, accediendo a los datos de contacto e incluso permitiendo descargar la tarjeta de visita para la agenda del teléfono móvil. De forma complementaria, los certificadores pueden darse de alta online introduciendo los datos sobre su perfil, curriculum, fotografía, ámbito de actuación, etc. y se mantendrán en esta plataforma durante un año si realizan el pago correspondiente (200 euros) en los 30 días siguientes al alta. Los propietarios, posteriormente, pueden valorar el trabajo realizado por el certificador, indicando el coste que les supuso la obtención del certificado, el cumplimiento o no de los plazos, si le propusieron medidas de mejora en la vivienda.

Por otro lado, también es posible consultar online la clase energética de los edificios certificados mediante un buscador que permite afinar la localización de los inmuebles seleccionando la localidad, la calle e incluso número de bloque.

A las herramientas mencionadas se suman apartados específicos que explican con preguntas y respuestas sencillas, por ejemplo, qué es la certificación o qué tipos de certificados existen, entre otros, o una sección que facilita una serie de claves sobre soluciones constructivas tanto para las instalaciones de climatización o agua caliente sanitaria como para las medidas a tomar en huecos acristalados, cubiertas, etc., que incorpora diferentes recursos formativos (textos, vídeos, etc.).

En definitiva, es una pequeña muestra de que nos encontramos muy lejos de la situación de Portugal. En este país, se hapriorizado la información al consumidor, al usuario o propietario final, sin descuidar habilitar los mecanismos para los técnicos que llevan a cabo las certificaciones. El hecho de que cualquier ciudadano tenga la información suficiente para llevar a cabo el proceso de certificar su edificio o que pueda consultar online la clase energética del edificio en el que pretende vivir, es decir, tenga acceso a la información sobre el comportamiento o eficiencia energética del edificio, son muestra de ello.

 

Anuncios

Financiar un proyecto de rehabilitación energética en particular, y de un proyecto de eficiencia en general, es complejo pero en ningún caso imposible; en este sentido, las Empresas de Servicios Energéticos (ESEs) pueden contribuir de manera significativa a cambiar el panorama del sector de la eficiencia energética.

Nuevo curso: Diagnóstico ambiental en la empresa

En los últimos meses, el consumo energético de los edificios está ocupando un lugar importante en la actualidad informativa de Europa y de España. Recientemente el Parlamento Europeo ha aprobado una nueva Directiva de Eficiencia Energética que, entre otras áreas de actuación, hace hincapié en la necesidad de mejorar la eficiencia en edificios, área responsable del 40% del consumo energético total.

A nivel nacional, el proyecto normativo más significativo en este sentido es el Real Decreto de Certificación de Edificios Existentes que obligará a que cualquier vivienda que se compre, venda o alquile en España cuente con un certificado que avale su consumo y comportamiento energético.

Tras la entrada en vigor del certificado, las viviendas se calificarán de la A (la más eficiente) a la G (nivel de eficiencia más bajo). Entre ambos niveles la diferencia en los consumos puede ser superior al 80%. Con esto, y teniendo en cuenta el incremento del precio de la energía y que el gasto energético supone aproximadamente el 30% del gasto anual de una comunidad media, la eficiencia energética escala posiciones en las prioridades de los propietarios.

Sin embargo, a pesar de este contexto tan favorable el número de proyectos de rehabilitación energética que se llevan a cabo no está siendo tan significativo como se esperaba y el mercado de la Eficiencia Energética, a pesar de seguir creciendo, no evoluciona al ritmo previsto.

En muchas ocasiones se alude a la crisis como razón de esta ralentización pero ANESE defiende que el contexto económico actual es sólo una de las razones que explican esta realidad. El desconocimiento del sector por parte de los clientes, la juventud del mismo y, en general, la falta de cultura de la eficiencia que acusa nuestro país son motivos que tienen tanta importancia como la crisis.

Rafael Herrero, Presidente de ANESE, es muy claro al respecto: “sí hay dinero para desarrollar proyectos de eficiencia”. Las alternativas de financiación incluyen tanto al sector privado como al público. Ambos ofrecen soluciones de ayuda y financiación pero existe una dificultad principal: no se adaptan completamente a las necesidades del mercado.

Un ejemplo de estos programas es la iniciativa conjunta que tiene Banca Cívica con el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Se creó un fondo conjunto con 100 millones de euros para la financiación de proyectos de Energías Renovables y Eficiencia Energética y, sin embargo, a día de hoy no se ha realizado ningún proyecto financiado a través de este programa.

En 2011, el gobierno puso en marcha a través del IDAE la línea ICO/ESE con 600 millones de euros de los cuales sólo se han utilizado 20 millones de euros. En la actualidad, este programa de ayuda a la financiación no está operativo y desde ANESE se trabaja por su recuperación. La asociación defiende que una inversión en eficiencia energética nunca es “a fondo perdido”.

La financiación de un proyecto de rehabilitación energética en particular, y de un proyecto de eficiencia en general, es compleja pero en ningún caso imposible y, en este sentido, lasEmpresas de Servicios Energéticos (ESEs) pueden contribuir de manera significativa a cambiar el panorama del sector de la eficiencia energética.

Una ESE es principalmente una gestora de energía con dos objetivos muy claros: conseguir que su cliente consuma menos energía y consiga así un ahorro que, además, estará garantizado en el contrato. ¿Cuál es la mejor garantía que una empresa puede ofrecer a su cliente? Comprometer sus beneficios a la consecución de esos objetivos de ahorro, este compromiso será la base del contrato entre ESE y cliente. Para Rafael Herrero, “asumir la garantía de ahorro es la clave del éxito”.

El mercado de servicios energéticos en particular, y de la eficiencia energética en general, es muy joven. Aún queda mucho camino por recorrer en el que instituciones, clientes, ESEs y entidades bancarias deben trabajar por romper la rigidez y complejidad que en la actualidad caracteriza la negociación de los proyectos.


LED spotlight using 38 individual diodes for p...

LED spotlight using 38 individual diodes for powering from mains voltage (Photo credit: Wikipedia)

Un estudio del Departamento de Energía de EE UU indica que la tecnología LED irá aumentado la ventaja en los próximos años sobre la tecnología alternativa.

Que las bombillas incandescentes son poco eficientes esta claro. Tan claro que la UE las ha retirado del mercado (el último plazo ha entrado en vigor hace unos pocos días). La alternativa son las bombillas de bajo consumo, pero hay dos principales opciones tecnológicas: la lámpara fluorescente compacta (la bombilla de bajo consumo habitual), y la de LED (diodo emisor de luz). Por ahora, son prácticamente igual de eficientes en cuanto a consumo energético, pero un estudio realizado en Estados Unidos y que atiende a 15 parámetros de impacto ambiental de una y otra concluye que la tecnología LED superará a la de lámpara fluorescente compacta en cuanto a impacto ambiental de su producción en el plazo de unos cinco años.

Las bombillas basadas en LED ahora mismo son ligeramente más eficientes que las de bajo consumo convencionales , según el análisis realizado por el Pacific Northwest National Laboratory (PNNL), un centro especializado del Departamento de Energía de Estados Unidos, en colaboración con la empresa británica N14 Energy. El estudio compara la bombilla clásica de hilo incandescente de 60 vatios con la LED de 12,5 vatios y la fluorescente compacta de 15 vatios. Las tres producen la misma cantidad de luz. Pero el análisis no se para en el consumo energético, sino que abarca 15 parámetros de impacto ambiental de cada opción, incluidos los recursos naturales necesarios para su producción, el transporte del producto y el tratamiento de las bombillas como residuo. Con estos parámetros los expertos evalúan la huella ambiental de cada tecnología, incluyendo su efecto potencial en el calentamiento global, en el uso del terreno, en la generación de basura y en la contaminación de agua, tierra y aire. El estudio examina los ciclos completos de vida de los tres tipos de bombilla.
1. Bombillas incandescentes convencionales 2. Bombillas incandescentes mejoradas (clase C en la etiqueta de energía, lámpara halógena rellena con gas xenón 3. Bombillas incandescentes mejoradas (Clase B en la etiqueta de energía, lámpara halógena con revestimiento ifrarrojo) 4. Lámparas compactas fluorescentes (CFLs) 5. Diodos de emisión de Luz (LEDs)
La primera conclusión es obvia: los LED y las lámparas fluorescentes compactas son más ecológicas que las bombillas tradicionales de hilo incandescente, que consumen mucha más electricidad para generar la misma cantidad de luz. Y hay que tener en cuenta que, “utilizar más energía para producir luz significa que esas bobillas incandescentes exigen gastar más recursos naturales para generar la electricidad necesaria que las alimenta”, apunta Marc Lebetter, del PNNL. “Independientemente de si los consumidores optan por LED o por lámparas fluorescentes compactas, este análisis muestra que podemos reducir el impacto ambiental de la iluminación de tres a diez veces”.
La bombilla de hilo incandescente tradicional genera luz cuando una corriente eléctrica atraviesa los hilos que tiene dentro, haciendo que se calienten y brillen. Los LED genera luz cuando la electricidad fluye por un componente electrónico denominado diodo, mientras que las lámparas fluorescentes compactas emiten luz cuando la electricidad excita una mezcla de gases en su interior, creando luz ultravioleta invisible que absorbe el revestimiento fluorescente de la bombilla y la transforma en luz visible.
Entre la tecnología LED y la fluorescente compacta, la diferencia de impacto ambiental se aprecia, no tanto en el consumo eléctrico, como en la energía y los recursos requeridos en la fabricación. La opción fluorescente es ligeramente más dañina medioambientalmente que los LED en 14 de los 15 parámetros considerados en el estudio. El único punto desfavorable para los LED es la generación de residuos peligrosos. Las bombillas hechas con estos dispositivos llevan un componente de aluminio necesario para absorber y disipar el calor generado evitando el sobrecalentamiento. El proceso de obtención del aluminio es intenso en consumo energético y los subproductos, como el ácido sulfúrico, deben ser tratados como residuos peligrosos.
Pero los expertos consideran que, con investigación y desarrollo, va a mejorar la eficiencia de los LED de manera que se reducirá la cantidad de calor producido y el tamaño de esa pieza de aluminio. Según el estudio del PNNL, este avance y otros que se producirán en el proceso de fabricación y en la electrónica, harán que los LED sean aún más ecológicos en comparación con las bombillas habituales de bajo consumo en el plazo de solo cinco años. La lámpara LED en 2017 tendrá un 50% menos impactos que la actual y un 70% menos que la bombilla fluorescente compacta, que no es espera que cambie significativamente a corto plazo

Español: CasaE, la Casa de la Eficiencia Energ...

Español: CasaE, la Casa de la Eficiencia Energética de BASF en Argentina (Photo credit: Wikipedia)

 

 

En un contexto de creciente preocupación por el ahorro energético, los edificios, responsables de cerca del 30% del consumo total de energía final de nuestro país, se ven en el punto de mira.

Con el objetivo de incentivar medidas de ahorro energético y reducción de las emisiones de CO2  dentro de la Unión Europea, se han desarrollado diversos estándares, etiquetas y certificados para las edificaciones, algunas obligatorias para los países miembros de la Unión, y otras voluntarias.

Certificación Obligatoria

De forma análoga a lo acontecido en otros países europeos, en 2007 se aprobó el Real Decreto 47/2007 relativo a la eficiencia energética de los edificios, que establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios nuevos, o de aquellos que hayan sufrido reformas de cierta envergadura, un certificado de eficiencia energética. Este certificado deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios, de forma que se pueda valorar y comparar, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

El objetivo era fomentar entre el público la difusión de esta información y, en particular, en el caso de las viviendas, que constituyen un producto de uso ordinario y generalizado, dar a conocer los diferentes productos puestos a disposición de los consumidores y usuarios, a fin de facilitar el necesario conocimiento sobre su uso, consumo y disfrute.

Con el fin de facilitar la interpretación, por parte de los consumidores, del certificado de eficiencia energética, se aprobó un distintivo común en todo el territorio nacional denominado etiqueta de eficiencia energética, parecido al de los electrodomésticos, que identifica a los edificios con una letra según su clase energética, siendo la A la que distingue a los edificios que consumen menos energía y emiten menos CO2, y la G la que distingue a los menos eficientes.

La medida, sin embargo, no ha tenido un reflejo en el parque de viviendas ni ha influido en el mercado debido a la coyuntura económica, ya que son muy pocos los proyectos en nuestro país que se han visado a partir de la entrada en vigor del mencionado Real Decreto.

Aunque con retraso respecto a gran parte de los países de nuestro entorno inmediato, se espera la aprobación inminente de un certificado análogo para los edificios existentes. De hecho, el proyecto de real decreto se puede consultar en la Web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En otros países donde  ya está implantada la certificación para edificios existentes, como Francia, por ejemplo, los portales inmobiliarios ya incluyen filtros para la búsqueda de ofertas de venta y alquiler de viviendas en función de su clase energética.

Certificados voluntarios

Hay varios sellos, certificados o estándares, de carácter voluntario. Algunos van mucho más allá de relacionar el certificado con el consumo energético y emisiones de CO2: también tienen en cuenta un menor consumo de agua, una menor generación de residuos durante la  construcción y el uso del edificio, la utilización de materiales ecológicos en su construcción, una relación respetuosa del edificio con el entorno inmediato, altas condiciones de confort para sus ocupantes, etc.

A parte de estas cuestiones, la diferencia fundamental con los certificados obligatorios, descritos en el apartado anterior, es que estos sellos o distintivos sólo se conceden a edificios que cumplen un elevado nivel de prestaciones energéticas, determinado por el propio estándar, mientras que los obligatorios se limitan a mostrar la clase energética del edificio, aunque sea una clase de muy bajas prestaciones como la “F” o “G”.

En España como en la mayoría de otras naciones de Europa y del Mundo existen al menos cinco organizaciones internacionales (en otros países algunos más) con grupos ya establecidos que de una forma u otra promueven la sostenibilidad en el mundo construido.

Cada uno de estos grupos tiene unos orígenes distintos tanto en el tiempo como en base a los grupos sociales que los han generado; industrias, empresas, organizaciones privadas, gobiernos multilaterales como la UE, nacionales, locales, regionales, funcionarios, burócratas, profesionales.
Cada uno de ellos tiene un sistema de Certificación de edificios distinto y que está basado y obedece a diversas y diferentes; misiones, visiones, principios, intereses económicos, políticos y de todo tipo.

Diversidad, variedad, planteamientos distintos, puntos de vista diferentes, formas distintas de pensar, el cómo afrontar soluciones distintas a mismos problemas, todo ello supone riqueza para las personas, el medio-ambiente, las empresas y el triple resultado final – Planeta, Personas, Beneficio.

Todos ellos aportan resultados positivos, cada uno de ellos desde su punto de vista y bajo sus intereses. Todos ellos contribuyen de una forma u otra a una mayor sostenibilidad en los campos de la construcción, inmobiliario y obra civil. De todos ellos; las personas, los ciudadanos, la industria, las empresas, el medio construido y el medioambiente se benefician de una forma u otra. Los promotores y empresas que realizan edificios sostenibles tienen la libertad de elegir el sistema que mejor se adecue a sus necesidades e intereses. Tienen variedad, tienen opciones, pueden elegir y eso supone una gran riqueza y un gran valor añadido para la industria, las personas y el medio-ambiente.

La aceptación, uso y utilización de estos sistemas de Certificación va a depender de como sean capaces de satisfacer las necesidades de las empresas y de los ciudadanos, como reduzcan el impacto en el medioambiente y como sean de rentables para los que los utilizan de una forma u otra. Estamos en una sociedad democrática, libre y abierta. Formamos parte de Occidente. Estamos en una economía occidental de mercado que se mueve por criterios de rentabilidad. Por tanto va  a ser el mercado el que va a decidir que sistemas son mas validos y cuales funcionan mejor para satisfacer las necesidades de la industria, las empresas, los requisitos de bienestar de los ciudadanos, el impacto en el medioambiente y la rentabilidad para todos ellos.

Dentro de las certificaciones voluntarias, podemos encontrar las siguientes:

  • LEED:

LEADERSHIP in ENERGY in ENVIRONMENTAL DESIGN es el estándar en construcción sostenible con mayor prestigio en todo el mundo. Se basa en un sistema de puntuación que mide el nivel de respeto medioambiental y de salud de los edificios y que ha sido desarrollado por el US Green Building Council (USGBC). El certificado LEED se estructura en 5 categorías principales:

  1. EMPLAZAMIENTO, que mide el impacto que tiene la selección de un emplazamiento concreto sobre el medio ambiente local.
  2. GESTIÓN DE AGUA, que incluye la integración de tecnologías y estrategias para reducir la cantidad de agua potable consumida en el edifico.
  3. CALIDAD AMBIENTAL INTERIOR, que tiene en cuenta el uso de luz natural, criterios de confort térmico, acústico, ventilación y otros aspectos que inciden sobre la salud ambiental de un espacio.
  4. MATERIALES, que promueve las prácticas de reducción de deshecho de la construcción, de reciclado doméstico así como el uso de materiales reciclados o rápidamente renovables para la construcción.
  5. ENERGÍA Y ATMÓSFERA, que mide la eficiencia y comportamiento energético del edifico y que promueve la integración de energías renovables.

Dentro de cada una de estas 5 categorías hay créditos o puntos para el cumplimiento de objetivos específicos. LEED v3.0, la última actualización, incluye un máximo de 100 puntos y, en función de los puntos conseguidos, permite alcanzar 4 niveles de certificación: Certificado, Plata, Oro o Platino, la máxima categoría.

  • BREEAM:

Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology es el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación líder en el mundo y técnicamente más avanzado, con una trayectoria de más de 20 años en el mercado de la edificación sostenible, contrastado con más de 200.000 proyectos certificados, y una red de más de 4.700 asesores independientes reconocidos.

BREEAM se corresponde con un conjunto de herramientas avanzadas y procedimientos encaminados a medir, evaluar y ponderar los niveles de sostenibilidad de una edificación, tanto en fase de diseño como en fases de ejecución y mantenimiento, contemplando las particularidades propias de cada una de las principales tipologías de uso existentes (vivienda, oficinas, edificación industrial, centros de salud, escuelas, etc.).

BREEAM evalúa impactos en 10 categorías (Gestión, Salud y Bienestar, Energía, Transporte, Agua, Materiales, Residuos, Uso ecológico del suelo, Contaminación, Innovación) permitiendo la certificación de acuerdo a distintos niveles de sostenibilidad, y sirviendo a la vez de referencia y guía técnica para una construcción más sostenible.

  • VERDE:

 

 

La Certificación GBCe–VERDE reconoce la reducción de impacto medioambiental del edificio que se evalúa comparado con un edificio de referencia. El edificio de referencia es siempre un edificio estándar realizado cumpliendo las exigencias mínimas fijadas por las normas y por la práctica común.

GBCe utiliza para la evaluación del impacto ambiental evitado por los edificios la metodología de evaluación conocida como VERDE que establece un total de 6 Niveles de Certificación que permiten reconocer de forma diferenciada los méritos medioambientales de cada uno de los proyectos que solicitan la certificación.

 

  • PdC:

 

 

Perfil de calidad es una marca de carácter voluntario creada por el Instituto Valenciano de la Edificación que reconoce que los edificios de vivienda con distintivo Perfil de Calidad. Se evalúa la calidad de los edificios de una manera similar a la clasificación de hoteles que se realiza mediante estrellas, o a la de restaurantes, mediante tenedores.

El Perfil de Calidad analiza el edificio para conocer sus niveles de calidad respecto a estos requisitos: ahorro de energía, uso sostenible de recursos naturales, protección frente al ruido, accesibilidad al medio físico y funcionalidad de los espacios.

  • Q Sostenible:

 

 

Q-Sostenible es un sello de certificación cuya finalidad es ordenar y legitimar como sostenibles las empresas, edificaciones y urbanizaciones, garantizando que las mismas han minimizado el impacto ambiental y que se han regido por criterios de construcción bioclimática y calidad integral. Las ventajas ligadas a la certificación Q-sostenible son, ante todo, la confirmación del valor ambiental añadido, la reducción en el consumo de recursos y la mejora de las condiciones de salud y bienestar. Lo que, paralelamente, supone una ventaja competitiva para la empresa que ejecuta el proyecto.

 

 

  • Passivhaus:

 

De origen alemán, es quizá la más conocida en Europa. Se basa en levantar construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización,reduciendo el consumo energético del orden del 70% sobre las construcciones convencionales.

  • Sello ACESE:

 

La Asociación ASECE pone a disposición de todos los Agentes de la Edificación el primer Sello de Calidad exclusivo para la Edificación.

 

 

La Asociación ASECE dispone de un Reglamento de Uso adaptado integramente a lo regulado por la Ley de Ordenación de la Edificación 38/1999 (LOE), así como por el Código Técnico de la Edificación, publicado en el Real Decreto 314/2006.

 

 

 

  • Minergie:


Minergie es un standard suizo cuyas directrices sirven para reducir el consumo de energía y el nivel energético de los edificios. Se puede aplicar tanto a edificios nuevos, como en el caso de rehabilitaciones. Quizá por eso es el que mayor alcance internacional ha tenido, contando actualmente con cerca de 20.000 edificios certificados en todo el mundo.

  • Energy-plus Building

Una casa de energía-plus es un edificio que produce más energía de la que consume. Esta norma será obligatoria para todos los edificios nuevos a partir de 2020 en Europa.

  • HQE®

“La Haute Qualité Environnementale” o Alta Calidad Medioambiental es otro estándar francés para edificios verdes.

HQE ® es un enfoque que conduce a una certificación que aprueba el examen de las cuestiones ambientales en la construcción de un edificio. Este enfoque se divide en 14 metas distribuidas en 4 familias, y cada objetivo en sí se descompone en una serie de objetivos parciales, alcanzando un total de 52 temas tratados.


Wikiproject Logo of the Community of Madrid. L...

Wikiproject Logo of the Community of Madrid. Logotipo del wikiproyecto de la Comunidad de Madrid. (Photo credit: Wikipedia)

El objetivo es desgranar el “complejo” sistema implantado en el ámbito europeo para dar cumplimiento a los compromisos del Protocolo de Kyoto

La Comunidad de Madrid ha lanzado una ‘Guía para la ampliación del comercio de los Derechos de Emisión de Gases de Efecto invernadero’, dirigida a empresas afectadas, ayuntamientos y otras administraciones, así como entidades verificadoras, ha informado el Gobierno regional.

El objetivo es desgranar el “complejo” sistema implantado en el ámbito europeo para dar cumplimiento a los compromisos del Protocolo de Kyoto y continuar con la labor de apoyo a las instalaciones que se han llevado a cabo desde 2005.

Esta iniciativa se enmarca entre las actuaciones de la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid 2006-2012 o Plan Azul, en el marco de la difusión activa de la información por parte de las administraciones públicas.

En la región son más de 30 instalaciones las afectadas por este régimen dentro del cual se engloba un porcentaje considerable del total de emisiones de gases de efecto invernadero. Tras siete años de implantación de esta normativa, la guía realiza una revisión general y particular sobre la situación de la aplicación regional del régimen.

 La Unión Europea se ha decidido a revisar en profundidad la normativa aplicable a esta materia de cara al periodo 2013-2020 tras su aplicación en los dos primeros periodos 2005-2007 y 2008-2012. Por ello, se analiza el camino transcurrido y se explican las principales novedades legales así como las previsiones en que se concretarán para la región dichas novedades.

La guía analiza las principales características de los gases de efecto invernadero, su dinámica de funcionamiento, las novedades regulatorias a partir de 2013, los registros de derechos de emisión, y los mercados de carbono, otro punto de máximo interés para empresas, corporaciones locales y entidades verificadoras, creados como herramienta para que las emisiones de gases de efecto invernadero se regulen por sí mismas al obtener las empresas beneficios económicos en la reducción de emisiones.

La guía, editada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que dirige Borja Sarasola, contiene además un CD con la misma información en formato digital con el fin de facilitar su difusión.


Sello Nacional de Rumania

Sello Nacional de Rumania (Photo credit: Wikipedia)

El sistema bancario rumano es capaz de financiar tanto proyectos sencillos como los grandes proyectos, a pesar de la crisis económica mundial, dijo el martes el presidente de la Asociación de Bancos de Rumania y el presidente de CEC Bank, Radu Gratian Ghetea.

“No hay proyecto de gran envergadura que se pueda hacer sin crédito. Si bien estamos en una crisis global, aunque hay bastantes preguntas sobre el futuro, podemos decir con certeza que el sistema bancario rumano es capaz de financiar tanto proyectos sencillos, proyectos por ejemplo al nivel de las PYME como grandes proyectos.

No es público, pero cada vez que hay un gran proyecto y se organiza la subasta, deben saber que es una sorpresa muy grande cuando se mira para ver cuantos bancos ofrecen a realizar ofertas para este proyecto, un proyecto que dura 10 – 15 – 20 años, así que el reembolso se realiza en un proyecto a largo plazo, que se mide en decenas de millones de euros Y yo digo que existe un muy grande apetito por esto”, dijo Ghetea, en un seminario sobre la colaboración público-privada.

En su opinión, los bancos sin duda van a participar en los proyectos que se lanzarán en el PPP, mientras que el interés de los bancos en esta inversión se presentó antes de la ley de la asociación público-privada.

“Es difícil de conseguir, a nombre d ARB, mi compromiso que todos los bancos participen en todos los proyectos que se pondrán en marcha, pero hay algunos elementos que me permiten decir que esto va a suceder, aunque no tengo el mandato de decir lo que voy a decir a continuación. ¿Por qué estoy seguro de que esto va a pasar? Nuestro interés surgió mucho antes de la ley, el interés de los bancos no sólo de Rumania sino de los bancos extranjeros que tienen más conocimiento de este tipo de proyectos”, dijo el presidente de ARB.

Reiteró su convicción de que los bancos estarán interesados en estos proyectos, aunque se plantean dudas sobre su interés en Rumania.

“Estoy convencido de que los bancos vienen, incluso si hay un momento en que se plantean las cuestiones sobre el interés de los bancos en Rumania. Mi respuesta es que los bancos están muy interesados en Rumania”, subrayó Radu Ghetea.

En este contexto, puso un ejemplo del período 1998-1999, cuando Rumania estaba cerca de la bancarrota, y los bancos han expresado su interés en el país.

Ellos estaban interesados en Rumania durante tiempos más difíciles – y me refiero a los años 1998 – 1999, cuando Rumania estaba al borde del colapso financiero, que no podía pagar una pequeña cantidad, si nos referimos al tamaño de las deudas de los países en este momento. En junio de 1999, Rumania no pudo pagar una deuda de cien millones de dólares y pico. Entonces me di cuenta, hablando de un período de 13 años, que este país tiene algo que atrae a la banca internacional. Y esto es la falta de infraestructura, falta de vivienda -y así fue cuando apareció el prograna el “primer hogar” en plena crisis, la falta de muchas cosas que los rumanos desean y no las tienen simplemente por que no pueden soportar ellos mismos de su propio bolsillo, sino con la ayuda de los bancos, los costos de un sueño, de un proyecto”, concluyó el presidente de ARB.

Radu Gratian Ghetea asistió el martes al lanzamiento del programa “Dinero para Rumania a través de PPP”. El evento contó también con la presencia del primer ministro Emil Boc.


Paisaje y Cielo de Rumanía

Paisaje y Cielo de Rumanía (Photo credit: Sergio Moral)

Rumanía está directamente vinculada a una de las necesidades del país de los Cárpatos: encontrar la autonomía energética. Rumanía  cuenta con yacimientos de gas natural y petróleo que aportan un porcentaje significativo del consumo diario, pero para cubrir la totalidad de la demanda el país está obligado a importarlos, principalmente de Rusia.

Para tratar de reducir la dependencia de factores externos, se ha impulsado la generación en plantas de energía nuclear e hidroeléctrica, y entre ambas clases proporcionan un 45% de la energía consumida en el país.

Además, el país cuenta con un sector industrial que aporta el 35% del PIB nacional y que se encuentra en plena fase de modernización de sus antiguas instalaciones.

Además, Rumanía es uno de los países incluidos en la estrategia de desarrollo de la UE para la zona del Danubio y del Mar Negro. Ello ha conseguido mejorar el estado general de la economía nacional que, según datos oficiales, fue en 2010 el primer país de la UE con la mayor proporción de la inversión pública del PIB, con un porcentaje de 5,8%.

Rumanía apuesta por el gas del Mar Negro frente a la dependencia de Rusia

Bucarest, 3 nov (EFE).- Las grandes reservas de gas descubiertas recientemente en el Mar Negro reducirán en los próximos años la dependencia energética de Rusia que cada invierno viven Rumanía y otros países de la región como Bulgaria o Hungría.

Así lo esperan las autoridades rumanas y lo prevén especialistas en temas de energía de medios públicos y privados, después de que la compañía energética austríaca OMV anunciara en octubre la existencia de “reservas enormes” en el Mar Negro.
OMV y la americana Exxon habrían encontrado, sólo en el perímetro rumano que explotan, entre 42.000 y 84.000 millones de metros cúbicos de gas natural, una cantidad suficiente para garantizar el consumo de Rumanía durante cuatro años.
Es sólo una porción de la zona rumana, a la que hay que añadir los 100.000 millones de metros cúbicos que, según los expertos, podrán extraerse de aguas territoriales búlgaras, además de lo que pueda encontrarse en el área perteneciente a Ucrania.
OMV, Exxon, Schell y Total son algunas de las compañías con concesiones en estos dos países.
Rumanía importa en estos momentos de Rusia un 20 % del gas que consume, pero las reservas nacionales conocidas -situadas en tierra firme- se van agotando.
Bulgaria y Ucrania dependen también de Rusia para satisfacer su demanda de gas.
La explotación de las reservas del Mar Negro podría empezar al final de esta década y daría un giro brusco a la situación para Rumanía y sus vecinos.
“Rumanía tiene la perspectiva de la independencia energética total”, ha asegurado el presidente del país, Traian Basescu.
De la misma opinión es Mariana Gheorghe, director general de la filial rumana de OMV, Petrom.
En una entrevista en la cadena ProTV, Gheorghe advirtió sin embargo de que la independencia energética sólo será posible si el Estado cumple sus obligaciones de inversión en la infraestructura para extraer y transportar el gas.
Superar el proteccionismo del mercado energético rumano es otra de las asignaturas pendientes para aprovechar el potencial del Mar Negro, asegura en unas declaraciones a Efe Otilia Nutu, una reputada consultora en temas energéticos.
Según Nutu, los precios a los que el Estado obliga a las compañías a vender el gas en el mercado interno no haría rentable la explotación de las reservas del Mar Negro, mucho más costosa que la del gas que se encuentra en tierra firme.
“Estaba previsto que el mercado se liberalizara en 2007”, con la entrada de Rumanía en la Unión Europea, pero “estamos en 2012 y esto no ha ocurrido”, cuenta Nutu.
La liberalización supondría una subida de los precios para el consumidor rumano, pero el Estado ya baraja fórmulas para paliar los efectos sobre la población.
“En lugar de tener tres fuentes de gas como tenemos hoy, tendremos seis o siete durante diez, quince o veinte años”, afirma Nutu.
Recuerda la importancia del gasoducto Nabucco, un proyecto europeo que pretende llevar gas del Caspio y Oriente Medio a toda la Unión Europea (UE), y de AGRI, el conducto proyectado por Azerbaiyán, Georgia y Rumanía.
Estos dos conductos fomentarán la exportación de las reservas del Mar Negro, lo que ayudaría a reducir la dependencia de Rusia de toda Europa Oriental y Central.
Más allá de los miedos históricos a Moscú muy presentes en la región, Nutu ve la posición rusa en términos meramente económicos.
“Un monopolio abusará siempre de su posición, el comportamiento de Rusia es perfectamente racional para extraer el mayor beneficio de la situación”, explica Nutu.
Aunque aún no se manejan cifras sobre las posibles reservas, el descubrimiento de gas natural podría ir acompañado de petróleo.
“En general, donde exista una hay grandes opciones de que exista también la otra”, asegura la consultora.

Rumania

Rumania (Photo credit: Wikipedia)

Intersun projects,inagura su planta solar fotovoltaica en Rumania.

El proyecto de 1,9 mwp de potencia ampliable a 4mwp esta totalmente instalado y conectado a la red electrica.
El proyecto es el primero desarrollado e instalado en el pais,en este momento se estan desarrollando 3 nuevos proyectos,con potencia   total de 22mwp  ,que estan ubicados en terrenos con accesos,y con facilidad de conexion.

El proyecto surge de la union de los mas importantes players de la energia fotovoltaica en Rumania,la tecnologia acompañada de un marco regulatorio ideal ,hace que la inversion sea rentable,y altamente eficiente.
El proyecto fotovoltaico se ha preparado para realizar nuevas ampliaciones,hasta un total de 4mwp.
Intersun Projects esta especializada en el desarrollo de proyectos de generacion de energia en cualquier ambito,pais y situaciones adversas,adaptando su mejor tecnologia y pensando en un rendimiento eficiente y seguro.

Para mas informacion :: intersun@intersun.es

proyecto de nueva ejecucion en Rumania

Diseñamos y desarrollamos proyectos únicos en cualquier parte del mundo, siendo fieles a las señas de identidad que caracterizan a nuestra empresa: la flexibilidad y la capacidad de adaptación, entre otras. IntersunProjects,desarrolla soluciones tecnológicas,con una experiencia de mercado industrial de mas de 25 años,formada por profesionales de amplia carrera industrial y empresarial.

Intersun Projects, lo forma un magnifico consorcio de socios tecnológicos:
Eurosun Sistemas:
Empresa íntegramente dedicada a la energía solar fotovoltaica y sus aplicaciones de fabricación.

Areas

Compañía fabricante de modulos con uan revolucionaria formula de producción
Seguimiento
Compañia pionera en el sector de seguimiento solar aplicado a la energía solar

ingeniería energía:
Ofreciendo a la empresa privada y pública servicios de asesoría y consultora en medio ambiente y energía. La firma se compone de ingenieros, químicos, abogados, biólogos, psicólogos ambientales, físicos del aire, economistas y otras disciplinas, así como de colaboradores habituales de la empresa privada, universidades y otras instituciones que complementan ocasionalmente el grupo de trabajo en función de los requerimientos de cada proyecto.

Esta estructura, basada en la dirección por proyectos, nos permite proporcionar un servicio independiente e integral asegurando una respuesta rápida y eficiente a los diversos retos que los agentes económicos del sector de medio ambiente y energético precisan y demandan.

Nuestro objetivo es satisfacer plenamente las expectativas de nuestros clientes, profesionales y colaboradores.

The project of 1.9 MWp is fully expandable to 4mwp installed and connected to the grid.
The project is the first developed and installed in the country, at this time are developing three new projects with total capacity of 22mwp, which are located in areas with access, and ease of connection.

The project arises from the union of the most important players of photovoltaics in Romania, accompanied by a technology ideal regulatory framework, makes the investment profitable, and highly efficient.
The photovoltaic project is prepared for further extensions up to a total of 4mwp.
Intersun Projects specializes in the development of power generation projects in any area, country and adverse situations, adapting its best technology and thinking in a safe and efficient performance.

For more information :: intersun@intersun.es


Español: El altavoz convierte energía eléctric...

Español: El altavoz convierte energía eléctrica en energía acústica. (Photo credit: Wikipedia)

Es muy profusa la normativa que regula las autorizaciones del autoconsumo fotovoltaico: el Real decreto 1699/2011, el Real decreto 842/2002, la Orden de 5 de septiembre de 1985, el Real decreto 661/2007, y el Real decreto 1955/2000, entre otras.

Está previsto que – próximamente- las diferentes Direcciones Generales de Industria y Energía de las Comunidades Autónomas españolas publiquen sus  Circulares clarificadoras  del procedimiento y de la documentación que se tiene que presentar para tramitar las autorizaciones y/o inscripciones necesarias para la puesta en servicio y conexión de las instalaciones de producción de energía eléctrica en régimen especial de autoconsumo, dentro del ámbito de aplicación del Real decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el cual se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia.

Enecsys Micro Inverters by The Phoenix Works

El objetivo de las Comunidades Autonómas es establecer unos criterios interpretativos de las normas aplicables que permitan la actuación homogénea de los órganos administrativos competentes.

En el BOE núm. 295 de 8 de diciembre de 2011, se publicó el Real decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el cual se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia.

La tramitación administrativa y las condiciones técnicas de las instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia, además de estar afectadas por el Real decreto 1699/2011, lo están por otra normativa, cosa que hace dificultóso conocer los requisitos de inscripciónconexión y puesta en servicio.

Las instalaciones de producción de energía eléctrica requieren la tramitación de la instalación generadora ante el órgano competente de la comunidad autónoma, de acuerdo con:
– el Real decreto 1699/2011;
– el Real decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el cual se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión, y
– la Orden de 5 de septiembre de 1985 por la cual se establecen normas administrativas y técnicas para el funcionamiento y la conexión a las redes eléctricas de centrales hidroeléctricas de hasta 5.000 kVA y centrales de autogeneració eléctrica.

También el Real decreto 1699/2011 establece un procedimiento diferenciado para las condiciones de acceso y conexión en función de la potencia de la instalación generadora.

Por otro lado, el Real decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el cual se regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial, y el Real decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el cual se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica, regulan los procedimientos de autorización e inscripción de las actividades de producción de energía eléctrica. Determinados artículos de estos reales decretos han sido modificados por el mismo Real decreto 1699/2011 y por otras disposiciones reglamentarias.

Ante esta dispersión de normativa, es deseo de las Comunidades Autónomas clarificar el procedimiento para tramitar ante la Dirección general de Industria y Energía las instalaciones de producción de energía eléctrica en el régimen especial de pequeña potencia, como también establecer criterios interpretativos de las condiciones técnicas de las instalaciones.

Así mismo, las Comunidades Autónomas consideran adecuado emitir Circulares interpretativas de toda la dispersión normativa que afecte al autoconsumo fotovoltaica porque el Real decreto 1699/2011 las atribuye como órganos de la administración competente que son, la resolución de las reclamaciones y los conflictos que se puedan generar, lo cual hace necesario unificar criterios de interpretación, con el fin de disponer de unos criterios unificadores que permitan una interpretación homogénea de las normas aplicables a la materia.


Polls

Polls (Photo credit: methodshop.com)

SAbemos cuanta masa forestal tenemos?que no se aprovecha y la que no se crea?
Ayudarme con esta encuesta por favor podeis seleccionar varias respuestas.

  • Estoy haciendo lo que puedo para generar,empleo,ahorro,suficiencia,energia,proyecto de futuro,trabajo,un mundo mejor.

https://eurosolar.cartodb.com/tables/untitled_table/embed_map

Madera de bosques, residuos de procesos agrícolas, animales y forestales o la propia basura industrial pueden servir como biomasa para generar electricidad, calor o biocarburantes. En Europa, Francia es el país que mayor cantidad de biomasa consume, más de 9 millones de toneladas equivalentes de petróleo, seguido de Suecia, Alemania y España.

En Tesis en la Internacional abordamos el potencial de este tipo de combustible sostenible, económico y renovable, en nuestro I+D+i.