Posts etiquetados ‘Spanish prepositions’


Map of Districts of Portugal

Map of Districts of Portugal (Photo credit: Wikipedia)

¿Por qué en Portugal funciona la certificación energética de edificios?

A las puertas de la entrada en vigor de un nuevo Real Decreto sobre la certificación energética de edificios nuevos y existentes cuya aplicación y puesta en marcha desata muchas dudas, el camino emprendido por otros países como Portugal, puede servir de guía o ejemplo para emprender el nuestro. Portugal, al igual que el resto de los Estados Miembros, inició este proceso a raíz de las especificaciones contenidas en la Directiva 2002/91/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002 relativa a la eficiencia energética de los edificios.

Según los datos disponibles en la página web creada al efecto, desde octubre de 2007 hasta finales del año 2010 en Portugal se habrían emitido cerca de 365.000 certificados de edificios nuevos y existentes. A esta cifra habrían de sumarse los certificados emitidos durante los años 2011 y 2012, datos que no están publicados pero que, de haber continuado la media mensual registrada en el último año con estadísticas disponibles, 2010, supondrían cerca de otros 300.000 adicionales.

La cifra de certificados emitidos no es la única muestra de un trabajo bien hecho, también lo es la accesibilidad a toda la información relacionada con el trámite del certificado energético para el ciudadano. Por ejemplo, un propietario que necesite certificar su vivienda puede poner un anuncio en la página web para que contacten con él los certificadores que estén disponibles. El propietario sólo tiene que facilitar datos como el tipo de edificio del que se trata, el año de construcción o la superficie de la vivienda, entre otros.

Como alternativa, también permite al interesado buscar un certificador cualificado para la realización del certificado, filtrando tanto por zona geográfica de actuación del técnico como por su especialización, accediendo a los datos de contacto e incluso permitiendo descargar la tarjeta de visita para la agenda del teléfono móvil. De forma complementaria, los certificadores pueden darse de alta online introduciendo los datos sobre su perfil, curriculum, fotografía, ámbito de actuación, etc. y se mantendrán en esta plataforma durante un año si realizan el pago correspondiente (200 euros) en los 30 días siguientes al alta. Los propietarios, posteriormente, pueden valorar el trabajo realizado por el certificador, indicando el coste que les supuso la obtención del certificado, el cumplimiento o no de los plazos, si le propusieron medidas de mejora en la vivienda.

Por otro lado, también es posible consultar online la clase energética de los edificios certificados mediante un buscador que permite afinar la localización de los inmuebles seleccionando la localidad, la calle e incluso número de bloque.

A las herramientas mencionadas se suman apartados específicos que explican con preguntas y respuestas sencillas, por ejemplo, qué es la certificación o qué tipos de certificados existen, entre otros, o una sección que facilita una serie de claves sobre soluciones constructivas tanto para las instalaciones de climatización o agua caliente sanitaria como para las medidas a tomar en huecos acristalados, cubiertas, etc., que incorpora diferentes recursos formativos (textos, vídeos, etc.).

En definitiva, es una pequeña muestra de que nos encontramos muy lejos de la situación de Portugal. En este país, se hapriorizado la información al consumidor, al usuario o propietario final, sin descuidar habilitar los mecanismos para los técnicos que llevan a cabo las certificaciones. El hecho de que cualquier ciudadano tenga la información suficiente para llevar a cabo el proceso de certificar su edificio o que pueda consultar online la clase energética del edificio en el que pretende vivir, es decir, tenga acceso a la información sobre el comportamiento o eficiencia energética del edificio, son muestra de ello.

 

Anuncios

Español: CasaE, la Casa de la Eficiencia Energ...

Español: CasaE, la Casa de la Eficiencia Energética de BASF en Argentina (Photo credit: Wikipedia)

 

 

En un contexto de creciente preocupación por el ahorro energético, los edificios, responsables de cerca del 30% del consumo total de energía final de nuestro país, se ven en el punto de mira.

Con el objetivo de incentivar medidas de ahorro energético y reducción de las emisiones de CO2  dentro de la Unión Europea, se han desarrollado diversos estándares, etiquetas y certificados para las edificaciones, algunas obligatorias para los países miembros de la Unión, y otras voluntarias.

Certificación Obligatoria

De forma análoga a lo acontecido en otros países europeos, en 2007 se aprobó el Real Decreto 47/2007 relativo a la eficiencia energética de los edificios, que establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios nuevos, o de aquellos que hayan sufrido reformas de cierta envergadura, un certificado de eficiencia energética. Este certificado deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios, de forma que se pueda valorar y comparar, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

El objetivo era fomentar entre el público la difusión de esta información y, en particular, en el caso de las viviendas, que constituyen un producto de uso ordinario y generalizado, dar a conocer los diferentes productos puestos a disposición de los consumidores y usuarios, a fin de facilitar el necesario conocimiento sobre su uso, consumo y disfrute.

Con el fin de facilitar la interpretación, por parte de los consumidores, del certificado de eficiencia energética, se aprobó un distintivo común en todo el territorio nacional denominado etiqueta de eficiencia energética, parecido al de los electrodomésticos, que identifica a los edificios con una letra según su clase energética, siendo la A la que distingue a los edificios que consumen menos energía y emiten menos CO2, y la G la que distingue a los menos eficientes.

La medida, sin embargo, no ha tenido un reflejo en el parque de viviendas ni ha influido en el mercado debido a la coyuntura económica, ya que son muy pocos los proyectos en nuestro país que se han visado a partir de la entrada en vigor del mencionado Real Decreto.

Aunque con retraso respecto a gran parte de los países de nuestro entorno inmediato, se espera la aprobación inminente de un certificado análogo para los edificios existentes. De hecho, el proyecto de real decreto se puede consultar en la Web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En otros países donde  ya está implantada la certificación para edificios existentes, como Francia, por ejemplo, los portales inmobiliarios ya incluyen filtros para la búsqueda de ofertas de venta y alquiler de viviendas en función de su clase energética.

Certificados voluntarios

Hay varios sellos, certificados o estándares, de carácter voluntario. Algunos van mucho más allá de relacionar el certificado con el consumo energético y emisiones de CO2: también tienen en cuenta un menor consumo de agua, una menor generación de residuos durante la  construcción y el uso del edificio, la utilización de materiales ecológicos en su construcción, una relación respetuosa del edificio con el entorno inmediato, altas condiciones de confort para sus ocupantes, etc.

A parte de estas cuestiones, la diferencia fundamental con los certificados obligatorios, descritos en el apartado anterior, es que estos sellos o distintivos sólo se conceden a edificios que cumplen un elevado nivel de prestaciones energéticas, determinado por el propio estándar, mientras que los obligatorios se limitan a mostrar la clase energética del edificio, aunque sea una clase de muy bajas prestaciones como la “F” o “G”.

En España como en la mayoría de otras naciones de Europa y del Mundo existen al menos cinco organizaciones internacionales (en otros países algunos más) con grupos ya establecidos que de una forma u otra promueven la sostenibilidad en el mundo construido.

Cada uno de estos grupos tiene unos orígenes distintos tanto en el tiempo como en base a los grupos sociales que los han generado; industrias, empresas, organizaciones privadas, gobiernos multilaterales como la UE, nacionales, locales, regionales, funcionarios, burócratas, profesionales.
Cada uno de ellos tiene un sistema de Certificación de edificios distinto y que está basado y obedece a diversas y diferentes; misiones, visiones, principios, intereses económicos, políticos y de todo tipo.

Diversidad, variedad, planteamientos distintos, puntos de vista diferentes, formas distintas de pensar, el cómo afrontar soluciones distintas a mismos problemas, todo ello supone riqueza para las personas, el medio-ambiente, las empresas y el triple resultado final – Planeta, Personas, Beneficio.

Todos ellos aportan resultados positivos, cada uno de ellos desde su punto de vista y bajo sus intereses. Todos ellos contribuyen de una forma u otra a una mayor sostenibilidad en los campos de la construcción, inmobiliario y obra civil. De todos ellos; las personas, los ciudadanos, la industria, las empresas, el medio construido y el medioambiente se benefician de una forma u otra. Los promotores y empresas que realizan edificios sostenibles tienen la libertad de elegir el sistema que mejor se adecue a sus necesidades e intereses. Tienen variedad, tienen opciones, pueden elegir y eso supone una gran riqueza y un gran valor añadido para la industria, las personas y el medio-ambiente.

La aceptación, uso y utilización de estos sistemas de Certificación va a depender de como sean capaces de satisfacer las necesidades de las empresas y de los ciudadanos, como reduzcan el impacto en el medioambiente y como sean de rentables para los que los utilizan de una forma u otra. Estamos en una sociedad democrática, libre y abierta. Formamos parte de Occidente. Estamos en una economía occidental de mercado que se mueve por criterios de rentabilidad. Por tanto va  a ser el mercado el que va a decidir que sistemas son mas validos y cuales funcionan mejor para satisfacer las necesidades de la industria, las empresas, los requisitos de bienestar de los ciudadanos, el impacto en el medioambiente y la rentabilidad para todos ellos.

Dentro de las certificaciones voluntarias, podemos encontrar las siguientes:

  • LEED:

LEADERSHIP in ENERGY in ENVIRONMENTAL DESIGN es el estándar en construcción sostenible con mayor prestigio en todo el mundo. Se basa en un sistema de puntuación que mide el nivel de respeto medioambiental y de salud de los edificios y que ha sido desarrollado por el US Green Building Council (USGBC). El certificado LEED se estructura en 5 categorías principales:

  1. EMPLAZAMIENTO, que mide el impacto que tiene la selección de un emplazamiento concreto sobre el medio ambiente local.
  2. GESTIÓN DE AGUA, que incluye la integración de tecnologías y estrategias para reducir la cantidad de agua potable consumida en el edifico.
  3. CALIDAD AMBIENTAL INTERIOR, que tiene en cuenta el uso de luz natural, criterios de confort térmico, acústico, ventilación y otros aspectos que inciden sobre la salud ambiental de un espacio.
  4. MATERIALES, que promueve las prácticas de reducción de deshecho de la construcción, de reciclado doméstico así como el uso de materiales reciclados o rápidamente renovables para la construcción.
  5. ENERGÍA Y ATMÓSFERA, que mide la eficiencia y comportamiento energético del edifico y que promueve la integración de energías renovables.

Dentro de cada una de estas 5 categorías hay créditos o puntos para el cumplimiento de objetivos específicos. LEED v3.0, la última actualización, incluye un máximo de 100 puntos y, en función de los puntos conseguidos, permite alcanzar 4 niveles de certificación: Certificado, Plata, Oro o Platino, la máxima categoría.

  • BREEAM:

Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology es el método de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación líder en el mundo y técnicamente más avanzado, con una trayectoria de más de 20 años en el mercado de la edificación sostenible, contrastado con más de 200.000 proyectos certificados, y una red de más de 4.700 asesores independientes reconocidos.

BREEAM se corresponde con un conjunto de herramientas avanzadas y procedimientos encaminados a medir, evaluar y ponderar los niveles de sostenibilidad de una edificación, tanto en fase de diseño como en fases de ejecución y mantenimiento, contemplando las particularidades propias de cada una de las principales tipologías de uso existentes (vivienda, oficinas, edificación industrial, centros de salud, escuelas, etc.).

BREEAM evalúa impactos en 10 categorías (Gestión, Salud y Bienestar, Energía, Transporte, Agua, Materiales, Residuos, Uso ecológico del suelo, Contaminación, Innovación) permitiendo la certificación de acuerdo a distintos niveles de sostenibilidad, y sirviendo a la vez de referencia y guía técnica para una construcción más sostenible.

  • VERDE:

 

 

La Certificación GBCe–VERDE reconoce la reducción de impacto medioambiental del edificio que se evalúa comparado con un edificio de referencia. El edificio de referencia es siempre un edificio estándar realizado cumpliendo las exigencias mínimas fijadas por las normas y por la práctica común.

GBCe utiliza para la evaluación del impacto ambiental evitado por los edificios la metodología de evaluación conocida como VERDE que establece un total de 6 Niveles de Certificación que permiten reconocer de forma diferenciada los méritos medioambientales de cada uno de los proyectos que solicitan la certificación.

 

  • PdC:

 

 

Perfil de calidad es una marca de carácter voluntario creada por el Instituto Valenciano de la Edificación que reconoce que los edificios de vivienda con distintivo Perfil de Calidad. Se evalúa la calidad de los edificios de una manera similar a la clasificación de hoteles que se realiza mediante estrellas, o a la de restaurantes, mediante tenedores.

El Perfil de Calidad analiza el edificio para conocer sus niveles de calidad respecto a estos requisitos: ahorro de energía, uso sostenible de recursos naturales, protección frente al ruido, accesibilidad al medio físico y funcionalidad de los espacios.

  • Q Sostenible:

 

 

Q-Sostenible es un sello de certificación cuya finalidad es ordenar y legitimar como sostenibles las empresas, edificaciones y urbanizaciones, garantizando que las mismas han minimizado el impacto ambiental y que se han regido por criterios de construcción bioclimática y calidad integral. Las ventajas ligadas a la certificación Q-sostenible son, ante todo, la confirmación del valor ambiental añadido, la reducción en el consumo de recursos y la mejora de las condiciones de salud y bienestar. Lo que, paralelamente, supone una ventaja competitiva para la empresa que ejecuta el proyecto.

 

 

  • Passivhaus:

 

De origen alemán, es quizá la más conocida en Europa. Se basa en levantar construcciones que cuenten con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización,reduciendo el consumo energético del orden del 70% sobre las construcciones convencionales.

  • Sello ACESE:

 

La Asociación ASECE pone a disposición de todos los Agentes de la Edificación el primer Sello de Calidad exclusivo para la Edificación.

 

 

La Asociación ASECE dispone de un Reglamento de Uso adaptado integramente a lo regulado por la Ley de Ordenación de la Edificación 38/1999 (LOE), así como por el Código Técnico de la Edificación, publicado en el Real Decreto 314/2006.

 

 

 

  • Minergie:


Minergie es un standard suizo cuyas directrices sirven para reducir el consumo de energía y el nivel energético de los edificios. Se puede aplicar tanto a edificios nuevos, como en el caso de rehabilitaciones. Quizá por eso es el que mayor alcance internacional ha tenido, contando actualmente con cerca de 20.000 edificios certificados en todo el mundo.

  • Energy-plus Building

Una casa de energía-plus es un edificio que produce más energía de la que consume. Esta norma será obligatoria para todos los edificios nuevos a partir de 2020 en Europa.

  • HQE®

“La Haute Qualité Environnementale” o Alta Calidad Medioambiental es otro estándar francés para edificios verdes.

HQE ® es un enfoque que conduce a una certificación que aprueba el examen de las cuestiones ambientales en la construcción de un edificio. Este enfoque se divide en 14 metas distribuidas en 4 familias, y cada objetivo en sí se descompone en una serie de objetivos parciales, alcanzando un total de 52 temas tratados.


Solar Energy

Solar Energy (Photo credit: DomiKetu)

Crossing Danube from Romania to Bulgaria

 

En este artículo nos limitaremos a los proyectos de menos de 10 MW. Si desea información acerca de los proyectos de más de 10 MW, por favor, consulte directamente al autor.

Desde que la ley 220 sobre energía renovable fue finalmente aprobado y en función según 11/01/2011, muchos inversores han estado buscando en el mercado rumano de invertir en energía renovable y fotovoltaica en particular.

El régimen de promoción de las energías renovables rumano ofrece 6 certificados por cada MWh generado por una planta solar. En términos de dinero que esto significa, en el momento de redactar este artículo, un impresionante 57,35 euros por certificado que resulta en 344,10 euros. Si se agrega el precio de la electricidad para que llegar a un 396,10 euros por MWh generado por el sol.

Pero lo rentable es la generación de energía verde en Rumania?

Para responder a esta pregunta tenemos que echar un vistazo más de cerca al régimen de promoción, la práctica de vender su energía renovables y los mercados financieros en estos días. En primer lugar, la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables tiene una prioridad por la ley. Esto significa que usted tiene de hecho un PPA instante si lo desea. El Derecho rumano 220/2008 establece que cuando usted es un productor calificado de Energía Verde de que la electricidad se genera se inyectará en la red con prioridad.

Cada MWh generado por una fuente renovable tiene que ser inyectada a la red (SEN en rumano) con prioridad y te duraran ser pagado por el operador del sistema de transmisión (TSO) los meses posteriores. Sin embargo, esto sólo es válido para proyectos de menos de 10 MW. Si se excede este proyecto la capacidad, entonces usted necesita para vender su electricidad en el OPCOM oa través de contratos bilaterales (a PPA). 

Además del precio de la electricidad también recibe Certificados Verdes. No menos del 6 por energía solar! No se venden en el mercado en el que los distribuidores y grandes consumidores tienen que comprar energía verde en función de su consumo. A pesar de un precio de mercado, el precio máximo y mínimo se establece en la ley: Max. 55 euros y un mínimo de 27 EURO. ¿Pero cuál será el precio que usted consigue realmente como lo que necesita saber para que su businessplan y en caso de que quiera atraer la financiación de las deudas, y quién no?

Cómo predecir el precio de los certificados verdes?

El regulador nacional, la ANRE, predice que habrá un exceso de oferta de certificados verdes en el mercado en 2014, 2015 y 2016 con resp. 2%, 8% y 3%.Esto se debe a que la cuota no aumentan con la misma velocidad que la construcción de nuevas instalaciones, dicen. Si esto realmente va a ser el caso se puede dudar porque la construcción de la energía eólica tuvo que ser corregido ya con – / – 400 MWp en 2011 y en 2012 parece ser menos de lo previsto en 2008 también. En los años que habrá un exceso de oferta, la ANRE predice que el precio va desde el máximo de 55 euros (indexados 27,35 en 2012) de inmediato al precio mínimo legal de 27 EURO (necesidades también para ser indexados también).

Tan pronto como hay una escasez, el precio saltará al máximo de nuevo y permanecer allí durante los próximos 15 años, lo que significa que en 2030 el precio será de 78 euros por título, de acuerdo con la ANRE.

En efecto, un mercado a corto, donde la oferta de TGC es insuficiente para satisfacer la demanda, el supuesto es correcto que el precio del TGC es igual al precio máximo permitido de acuerdo con la política establecida, menos un descuento. Cuando no existe un precio máximo declarado explícitamente, esto es igual al precio de sanción. No hay descuento aplicado a este precio, y los últimos datos de precios disponibles de TGC Opcom apoya esta hipótesis.Nosotros (Redpoint) sin embargo no descarta la remuneración total que se espera de un proyecto con el fin de tomar decisiones de inversión en nuestro escenario de referencia, lo que se fijó en el 10% y representa el descuento de los flujos de ingresos totales que un generador puede estar dispuesto a ceder cambio de firmar un PPA a largo plazo. El tamaño del descuento depende en parte de las condiciones contractuales y descuentos disponibles por lo tanto, mayores podrían ser aplicados en la realidad. Sin embargo, en un mercado de largo (donde el suministro de TGC excede la demanda) se supone que el precio baja lejos de este máximo, de acuerdo con una “pista de esquí” función menos no inmediatamente a lo mínimo. Esto se puede definir como sigue:(Fuente: Redpoint) P es el precio de un TGCd TGC es la demanda de TGC TGC es el suministro de TGC Pmax es el parámetro de precio máximo, y Pmin es el parámetro de precio mínimo. . Cabe señalar que esta es una suposición en cuanto a cómo se comportan los precios en estas circunstancias, y no representa ningún mecanismo de control de precios explícitoFuente: Redpoint

El hecho de que tanto el precio de la electricidad y el precio de los certificados verdes están sujetos a los mecanismos del mercado hace que los proyectos que dependen de la venta en el mercado difícil de financiar. Los bancos quieren seguridad y la falta de datos históricos y dos componentes de precio variable que sea difícil para ellos para entrar en un acuerdo de financiación.

Sería diferente si el precio es fijado por un acuerdo de compra de energía, un PPA. En Rumania PPA para las energías renovables no son tan comúnmente disponibles. Nosotros en RESbroker logrado organizar algunos contratos para clientes con un gran consumidor, pero el precio es más bajo que el precio significativa una podría obtener en el mercado.


Wikiproject Logo of the Community of Madrid. L...

Wikiproject Logo of the Community of Madrid. Logotipo del wikiproyecto de la Comunidad de Madrid. (Photo credit: Wikipedia)

El objetivo es desgranar el “complejo” sistema implantado en el ámbito europeo para dar cumplimiento a los compromisos del Protocolo de Kyoto

La Comunidad de Madrid ha lanzado una ‘Guía para la ampliación del comercio de los Derechos de Emisión de Gases de Efecto invernadero’, dirigida a empresas afectadas, ayuntamientos y otras administraciones, así como entidades verificadoras, ha informado el Gobierno regional.

El objetivo es desgranar el “complejo” sistema implantado en el ámbito europeo para dar cumplimiento a los compromisos del Protocolo de Kyoto y continuar con la labor de apoyo a las instalaciones que se han llevado a cabo desde 2005.

Esta iniciativa se enmarca entre las actuaciones de la Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid 2006-2012 o Plan Azul, en el marco de la difusión activa de la información por parte de las administraciones públicas.

En la región son más de 30 instalaciones las afectadas por este régimen dentro del cual se engloba un porcentaje considerable del total de emisiones de gases de efecto invernadero. Tras siete años de implantación de esta normativa, la guía realiza una revisión general y particular sobre la situación de la aplicación regional del régimen.

 La Unión Europea se ha decidido a revisar en profundidad la normativa aplicable a esta materia de cara al periodo 2013-2020 tras su aplicación en los dos primeros periodos 2005-2007 y 2008-2012. Por ello, se analiza el camino transcurrido y se explican las principales novedades legales así como las previsiones en que se concretarán para la región dichas novedades.

La guía analiza las principales características de los gases de efecto invernadero, su dinámica de funcionamiento, las novedades regulatorias a partir de 2013, los registros de derechos de emisión, y los mercados de carbono, otro punto de máximo interés para empresas, corporaciones locales y entidades verificadoras, creados como herramienta para que las emisiones de gases de efecto invernadero se regulen por sí mismas al obtener las empresas beneficios económicos en la reducción de emisiones.

La guía, editada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que dirige Borja Sarasola, contiene además un CD con la misma información en formato digital con el fin de facilitar su difusión.


Sello Nacional de Rumania

Sello Nacional de Rumania (Photo credit: Wikipedia)

El sistema bancario rumano es capaz de financiar tanto proyectos sencillos como los grandes proyectos, a pesar de la crisis económica mundial, dijo el martes el presidente de la Asociación de Bancos de Rumania y el presidente de CEC Bank, Radu Gratian Ghetea.

“No hay proyecto de gran envergadura que se pueda hacer sin crédito. Si bien estamos en una crisis global, aunque hay bastantes preguntas sobre el futuro, podemos decir con certeza que el sistema bancario rumano es capaz de financiar tanto proyectos sencillos, proyectos por ejemplo al nivel de las PYME como grandes proyectos.

No es público, pero cada vez que hay un gran proyecto y se organiza la subasta, deben saber que es una sorpresa muy grande cuando se mira para ver cuantos bancos ofrecen a realizar ofertas para este proyecto, un proyecto que dura 10 – 15 – 20 años, así que el reembolso se realiza en un proyecto a largo plazo, que se mide en decenas de millones de euros Y yo digo que existe un muy grande apetito por esto”, dijo Ghetea, en un seminario sobre la colaboración público-privada.

En su opinión, los bancos sin duda van a participar en los proyectos que se lanzarán en el PPP, mientras que el interés de los bancos en esta inversión se presentó antes de la ley de la asociación público-privada.

“Es difícil de conseguir, a nombre d ARB, mi compromiso que todos los bancos participen en todos los proyectos que se pondrán en marcha, pero hay algunos elementos que me permiten decir que esto va a suceder, aunque no tengo el mandato de decir lo que voy a decir a continuación. ¿Por qué estoy seguro de que esto va a pasar? Nuestro interés surgió mucho antes de la ley, el interés de los bancos no sólo de Rumania sino de los bancos extranjeros que tienen más conocimiento de este tipo de proyectos”, dijo el presidente de ARB.

Reiteró su convicción de que los bancos estarán interesados en estos proyectos, aunque se plantean dudas sobre su interés en Rumania.

“Estoy convencido de que los bancos vienen, incluso si hay un momento en que se plantean las cuestiones sobre el interés de los bancos en Rumania. Mi respuesta es que los bancos están muy interesados en Rumania”, subrayó Radu Ghetea.

En este contexto, puso un ejemplo del período 1998-1999, cuando Rumania estaba cerca de la bancarrota, y los bancos han expresado su interés en el país.

Ellos estaban interesados en Rumania durante tiempos más difíciles – y me refiero a los años 1998 – 1999, cuando Rumania estaba al borde del colapso financiero, que no podía pagar una pequeña cantidad, si nos referimos al tamaño de las deudas de los países en este momento. En junio de 1999, Rumania no pudo pagar una deuda de cien millones de dólares y pico. Entonces me di cuenta, hablando de un período de 13 años, que este país tiene algo que atrae a la banca internacional. Y esto es la falta de infraestructura, falta de vivienda -y así fue cuando apareció el prograna el “primer hogar” en plena crisis, la falta de muchas cosas que los rumanos desean y no las tienen simplemente por que no pueden soportar ellos mismos de su propio bolsillo, sino con la ayuda de los bancos, los costos de un sueño, de un proyecto”, concluyó el presidente de ARB.

Radu Gratian Ghetea asistió el martes al lanzamiento del programa “Dinero para Rumania a través de PPP”. El evento contó también con la presencia del primer ministro Emil Boc.


English: Contribution of each renewable techno...

English: Contribution of each renewable technology in the consume of primary energy in Spain in 2009 (Source: Ministery of Industry, Tourism and Trade) Español: Contribución de cada tecnología renovable en el consumo de energía primaria en España en 2009 (Fuente: Ministerio de Industria, Turismo y Comercio) (Photo credit: Wikipedia)

Según la legislación, la obligación de compra de electricidad generada a partir de fuente renovable (sistemas de cuotas obligatorias) mediante un sistema de certificados verdes negociable es la única forma de incentivar la generación y uso de energías renovables en Rumanía.
En 2010 se aprobó la Ley 139/2010 de reforma de la Ley 220/2008 (ley para establecer el sistema de promoción de la producción energética con origen renovable) que modificó el número de certificados verdes (CVs) concedidos por MW producido con fuentes renovables, haciendo más favorable la situación para los productores de energía solar renovable y quedando la distribución para la energía solar de la siguiente forma: